Notas de una de una pasión...


Cerca del año 2040 inicia la tercera guerra mundial; generada por forzar la continuidad de un mismo modelo económico capitalista después de varios brotes pandémicos en los últimos 20 años y varios conflictos comerciales por los energéticos y consumibles básicos para la humanidad.

El pasado 12 de Mayo fue glorioso para México, ya que DAM reveló un vestigio del aferramiento de los mexicanos a nuestras raíces ante las nuevas realidades, para entender la relevancia de esto es necesario remontarnos aproximadamente 25 años atrás, en donde el mundo pasaba por una de las pandemias más fuertes en la historia, año 2020; a finales de ese año, cuando el mundo buscaba regresar a la normalidad se vislumbraba una evidente necesidad de transformar los modelos económicos; sin embargo, a pesar de esto la humanidad fue forzada a continuar bajo el capitalismo sin cambio alguno y 2 años más tarde cuando se creía que la economía estaba estable, en Catar país anfitrión de la copa mundial de Futbol de ese año, se presenta nuevamente un cuadro sorpresivo de una infección viral entre los atletas participantes de la justa, recordemos que este hecho fue débilmente manejado por los medios de comunicación lo que llevó a filtrar un sin número de teorías, de las cuales ninguna fue comprobada y no fue hasta que en el 2030 en México en el mismo evento deportivo (así detectado por los epidemiólogos) se genera el brote de una nueva pandemia. Dicho virus suspendido en el aire, y tan ligero que puede ser transportado por una simple brisa y que es capaz de modificar su estructura haciendo casi imposible el desarrollo de una vacuna, y cuenta con estructuras que logran generar variantes provocando las olas subsecuentes en el 2032, 2036 y 2040. En este último año se da a conocer que el país asiático más influyente de esa época fue el responsable de la generación e inoculación de este virus en la humanidad; con el único objetivo de desestabilizar las economías mundiales para dar pasos a nuevos líderes mundiales implacables. Es entonces cuando oficialmente se declara la tercera Guerra mundial, en un ambiente nocivo que no hace más que obligar al ser humano a quedarse resguardado en casa y pendiente de la calidad del aire.

Esto señores es a lo que llamamos nueva vida, a la lucha feroz por sobrevivir…aunque la vida siempre ha sido así, luchar para vivir.